Las aplicaciones creadas para recursos locales utilizando métodos tradicionales ya no son lo suficientemente flexibles como para brindar la agilidad que las empresas necesitan para crecer o innovar. La explosión masiva de datos está llevando el costo y la complejidad del almacenamiento del centro de datos a nuevos niveles, y las soluciones heredadas de administración de datos son incapaces de mantenerse al día con el rápido ritmo de crecimiento de los datos.